ANOREXIA + EMBARAZO=PREGOREXIA


Menos en la radio, cada vez más son los medios en los que vemos a mujeres embarazadas con una tripa misteriosamente inexistente a los 7 meses de embarazo ¿Pero por qué? Mostrar las curvas del embarazo es algo genial ¿no os parece?


La presión social hace que muchas mujeres se obsesionen con el peso durante el embarazo. Una preocupante fijación a la que se le ha atribuido el término pregorexia. Podemos verla cuando:


  • Se gana poco peso o se pierde peso durante el embarazo.

  • Exceso de ejercicio.

  • Ansiedad hacia los kilos de más.

  • Evitar comidas.

  • Inducción al vómito.


Mantener la línea durante el delicado periodo de embarazo tiene graves consecuencias para la madre y el feto: baja producción de leche materna, disminución del líquido amniótico, desnutrición, parto prematuro, bajo peso al nacer, etc. Una mujer que en el pasado haya sufrido algún trastorno alimenticio, puede acabar en la pregorexia durante esta etapa.


En caso de intuir algún caso de pregorexia, aconsejamos consultar a un profesional, buscar ayuda y ofrecer el máximo apoyo. Futuras mamás del mundo, dejad la operación bikini y la dieta de la alcachofa durante los 9 meses de embarazo y aprovecha para hacerte fotazas a lo Demie Moore en Vanity Fair o Claudia Shiffer en Vogue ¡Las curvas de una embarazada son únicamente bellísimas!

Volver al blog


Lo más reciente