Entrevista al Dr. SANTIAGO PALACIOS: La atrofia vaginal es un concepto del pasado


Bienvenida/o a un nuevo artículo en el post del Doc. Hoy nos alegra poder contar con la colaboración del Dr. Santiago Palacios, Director del Instituto Palacios de Salud y medicina de la Mujer de Madrid, Presidente de la Fundación Española de la Mujer y la Salud y Presidente de honor de la Fundación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).


A continuación podéis leer una entrevista reciente en la que el Dr. Palacios habla sobre los cambios que sufren las mujeres durante la menopausia y su particular visión sobre el tema.


E: Una gran parte de la población femenina española padece sequedad vaginal y otros síntomas relacionados con la atrofia vaginal en los años posteriores a la menopausia, según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) (1) . Estos datos concuerdan con los del reciente estudio AGATA (2), según el cual el 80 % de las mujeres padece el Síndrome Genitourinario de la Menopausia, término actual para denominar la atrofia vaginal.


Dr: Sí, ha sido importante el cambio de terminología. En lugar de hablar de atrofia vulvo vaginal, cuya palabra atrofia suena muy fuerte y preocupa a la mujer para hablar de su órgano sexual, se ha cambiado en los últimos años por Síndrome Genitourinario de la Menopausia.

Es mucho más amplio y no solo abarca este término de “atrofia”, sino también otros problemas asociados a la menopausia, como por ejemplo la incontinencia urinaria que tienen las mujeres en estas edades.


E : A priori ¿Es esto inevitable?


Dr: La verdad es que sí, dado que existe una alteración crónica (progresiva) relacionada con la edad. Todas la mujeres al llegar a la menopausia dejan de secretar estrógenos, provocando la disminución de la elasticidad vaginal, del flujo, etc… que conllevan toda una serie de síntomas y esto es progresivo. Los síntomas empiezan a tenerlos alrededor de los 50 años y pasados los 60 todavía son más acusados. Por tanto, es una condición progresiva crónica relacionada con la menopausia y el envejecimiento.


E: No es la única consecuencia entonces, ya que puede afectar en parte a otros órganos


Dr: Se sabe que la bajada de estrógenos en la menopausia produce los famosos síntomas vasomotores de los sofocos y sudores, pero después es el síndrome genitourinario el mayor responsable de la pérdida de calidad de vida de las mujeres, quejándose de sequedad, irritación y dolor en las relaciones sexuales (que quizás es uno de los temas que más les preocupa).


E: ¿Qué herramientas tiene la medicina para evitar este conjunto de problemas?


Dr: Disponemos de herramientas preventivas y terapéuticas muy fáciles de utilizar. Hoy día contamos con hidratantes vaginales totalmente seguros, que no son hormonales, con una clara eficacia y sin efectos secundarios. También disponemos de estrógenos locales y sistémicos, aunque el uso de estos últimos es controvertido.

E: ¿Por qué existe todavía esta controversia en el ámbito médico-científico con el uso de medicamentos hormonales?


Dr: Tienen controversia los sistémicos (vía oral, en parches o en geles trasdérmicos). Los estrógenos locales intravaginales son más seguros y eficaces, aunque preocupan un poco más que los hidratantes vaginales, por lo tanto la primera medida que preferimos los ginecólogos es utilizar los hidratantes vaginales.


E: Queda claro que no estamos hablando de lubricantes sólo para la práctica sexual. ¿Estamos hablando, por tanto, de productos con un uso más amplio como herramienta para el tratamiento de estos síntomas?


Dr: Es una pregunta muy buena. La gente se confunde, ya que el lubricante solo facilita el deslizamiento del pene en la relación sexual. También se puede utilizar, por supuesto, en la menopausia y en las relaciones sexuales, pero no tiene nada que ver con los hidratantes en el tratamiento de la atrofia vaginal, o como hemos dicho antes con lo que conocemos ahora como los síntomas asociados al Síndrome Genitourinario de la Menopausia.

Los hidratantes son eficaces para el tratamiento de los síntomas de la atrofia vaginal, mientras que los lubricantes solo facilitan en un momento la relación sexual, no hay problema en combinarlos con los lubricantes sexuales.


E: Últimamente ha aparecido un nuevo producto, PALOMACARE gel hidratante y reparador de la mucosa vaginal ¿Qué avances representan estos nuevos productos que están saliendo?

Dr: Suponen un avance importante. El nuevo producto Palomacare no sólo cubre la hidratación por la acción del Ácido hialurónico, sino que también proporciona elasticidad. Al llevar Beta-glucano, tiene acción antinflamatoria y antioxidante que ayuda a mantener la estructura y funcionalidad de la mucosa vaginal. Ambos están formulados mediante tecnología niosomal, que permite una alta penetración y evitan la desagradable sensación de “goteo” después de su aplicación. Otros de sus componentes: Centella asiática y Aloe vera, complementan el efecto hidratante con un efecto reparador de las microlesiones o pequeñas heridas que se hayan producido por efecto de la atrofia o sequedad vaginal. También contiene un prebiótico que estimula y reequilibra la microbiota vaginal.


E: ¿Estamos hablando de productos que cuentan con el visto bueno de la SEGO?


Dr: Todos han sido estudiados, investigados y testados, tanto in vitro como in vivo en mujeres. Son productos admitidos por las Autoridades Sanitarias y muy utilizados por los ginecólogos en el día a día para estos problemas que muchas mujeres tienen.


E: Ya que la vida sexual no se acaba con la menopausia ¿Es un problema que las mujeres suelen plantear a menudo en la consulta?


Dr: No solo eso, cuando las mujeres no lo plantean, lo planteamos nosotros porque los ginecólogos sabemos que un 75% – 80% de las mujeres después de la menopausia sufren el Síndrome Genitourinario y les solemos preguntar acerca de estos síntomas: dolor en la relaciones, sequedad, etc… Explorando y hablando con la paciente es fácil de diagnosticarlo


E: Además del problema físico, ¿Este problema tiene un componente emocional notable?


Dr: El componente emocional es muy importante, ya que a una mujer con síntomas de atrofia vaginal o tenga molestias o le duelan las relaciones sexuales, le va a producir una clara alteración de la calidad de vida y le puede afectar mucho emocionalmente, sin duda.

1. Palacios S. et al. Recomendaciones de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia sobre la prevención y el tratamiento de la atrofia vaginal Prog. Obstet.Ginecol. 2012; 55:408-15).

2. Palma F, Volpe A, Villa P, Cagnacci A; Writing group of AGATA study. Vaginal atrophy of women in postmenopause. Results from a multicentric observational study: The AGATA study. Maturitas. 2016 Jan;83:40-4

Volver al blog


Lo más reciente
Archivo
Tags
No hay tags aún.