7 tips para afrontar el miedo a los baños públicos


Nos gusta estar en la calle, es una realidad. Pero en la escuela de la calle, las mujeres miramos siempre de reojo y con desconfianza al baño público. Muy desprestigiados por todos, y muy salvavidas para algunos, los baños públicos se convierten en el peor enemigo de nuestras necesidades. Algo que contiene la palabra público para hacer algo íntimo, parece no casar muy bien.


Estate atenta en lo que viene a continuación, porque después de los siguientes tips para afrontar el miedo al baño público, conseguirás una mayor seguridad ante este lugar lleno de bacterias.

  1. Escanerás el entorno. Si vemos que está muy sucio y tenemos posibilidad de cambiar, no arriesgamos y vamos a otro.

  2. Levantarás la tapa sin tocar directamente con la piel.

  3. Limpiarás el asiento del inodoro con papel higiénico.

  4. Nunca te apoyarás directamente sobre el asiento. Estar con las rodillas semiflexionadas y los pantalones a la altura de las rodillas y no tocar nada es casi un milagro. Es difícil no cansarse, pero la pared y la puerta (limpios ambos dos) son nuestros mejores aliados.

  5. No apoyarás tus pertenencias en el suelo. Es donde puede acumularse más la suciedad y las bacterias, así que si una amiga te dice de acompañarla, sé buena samaritana y ves ¡Imagínate el drama de esa chica haciendo equilibrio y malabares con todas sus cosas!

  6. Tirarás de la cadena con la tapa cerrada. Esto evitará que las bacterias se dispersen en el aire por la descarga de agua.

  7. Honrarás la higiene de tus manos “¡SIEM-PRE! Nunca te olvides de este paso, es idóneo usar jabón durante unos 20 segundos con agua caliente. Mejor si puedes usar un jabón o alcohol en gel propio, ya que los dispensadores de los baños pueden no estar en el mejor estado y llenos de bacterias.

Con estos tips puedes prevenir posibles infecciones. Los baños públicos siempre serán un reto para nuestra higiene íntima, no olvides esta rutina que te ayudará a sentirte más segura y porque no decirlo, más audaz.


Volver al blog


Lo más reciente